No obstante, antes de que conozca un poco más el Despacho y su filosofía, creo conveniente acercarle un poco más a la profesión de Abogado, y para que la comprenda en toda su magnitud, me parece muy interesante un libro de J. Moliérac llamado "Iniciación a la Abogacía", que contiene un relato sobre los orígenes de los Abogados y en el cual se refleja el verdadero sentido de la profesión, así como todo aquello que ha de formar al buen Abogado, apareciendo una cita que transcrita literalmente dice lo siguiente:
"Dad a un hombre... todas las cualidades del espíritu; dadle todas las del carácter, haced que lo haya visto todo, aprendido todo y recordado todo; que haya trabajado sin descanso durante treinta años de su vida; que a la vez sea literato, crítico y moralista; que tenga la experiencia de un anciano y el empuje de un niño; haced, por fin, que todas las hadas hayan venido sucesivamente a sentarse al lado de su cuna y le hayan dotado de todas las facultades; quizás, con todo ello, lograréis formar un abogado completo..."


Abogado perteneciente al Ilustre Colegio de Abogados de Cádiz, Colegiado nº 2.930, Licenciado en Derecho en la Universidad de Sevilla (promoción 92 - 97) y ejerciendo la profesión de Abogado desde el año 1.997.

La justicia es el pan del pueblo; siempre está hambriento de ella.

René de Chateaubriand